Aviones sirios y rusos atacaron un mercado en una ciudad del noroeste de Siria y mataron a 13 civiles, redoblando una ofensiva que tiene por blanco el último gran bastión rebelde del país y que ha dejado más de 100 muertos en tres días, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que tiene una red de informantes en Siria, dijo que otros seis civiles murieron en bombardeos sirios y rusos en otras ciudades de esa misma provincia de Idleb.

Más al norte, en la vecina provincia de Alepo, al menos nueve civiles, entre ellos ocho menores, murieron hoy por un ataque de artillería perpetrado por fuerzas turcas cerca de una escuela en la localidad kurda, informó el Observatorio. En Idleb, el ataque más letal tuvo por blanco un mercado popular en Maarat al Nauman, que el Ejército sirio ha tenido como objetivo en diversas ocasiones desde mediados de noviembre en el marco de sus intentos de avanzar en el sur de la provincia. Trece civiles murieron y varias decenas resultaron heridos en el bombardeo, dijo el Observatorio, que tiene su sede en Londres.

Idleb está controlada mayormente por la ex filial siria de la red islamista Al Qaeda, y es la última provincia que queda en manos de los múltiples grupos que, apoyados por rivales regionales de Siria, se alzaron en armas contra el gobierno sirio a principios de 2011.