La primera ministra británica, Theresa May, dijo ante el Parlamento que se realizaron “progresos importantes” en las negociaciones del Brexit durante la cumbre de la UE de la semana pasada, pese a que los líderes europeos rechazaron la intención de Londres de comenzar a discutir la futura relación económica.

Ante la Cámara de los Comunes, May dijo que las negociaciones sobre los lazos comerciales post Brexit podrían comenzar en diciembre, ya que, aseguró, se lograron avances suficientes en los temas que la UE exige resolver primero, entre ellos la compensación económica que Londres debe pagar por salir del bloque.

Las negociaciones por el Brexit comenzaron en marzo pasado y deberían completarse en dos años, pero se encuentran tan empantanadas que cada vez son más los dirigentes y medios que especulan con la incapacidad de alcanzar un acuerdo satisfactorio a ambas partes y, por lo tanto, de evitar una ruptura total.