El Gobierno de Estados Unidos mejoró sus perspectivas con respecto a la tasa de desempleo para 2019 y 2020, cuando prevé que se sitúe en el 3,6%, una y dos décimas menos, respectivamente, del pronóstico previo, según se desprende del plan presupuestario presentado por el Ejecutivo de Donald Trump.

El anterior pronóstico del país norteamericano, correspondiente a julio de 2018, asumía que el desempleo se situaría en el 3,7% en 2019 y que cerraría 2020 con una tasa del 3,8 por ciento. Sin embargo, el Ejecutivo estadounidense ha revisado ambas cifras a la baja, no obstante el hecho de que se encuentran en mínimos históricos para los últimos 50 años. Con respecto al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) no se ha realizado ningún tipo de ajuste, indican los medios locales. De esta forma, el Gobierno estadounidense mantuvo la previsión de julio de que la economía crecerá un 3,2% este año y un 3,1% en 2020. Según sus cálculos, la economía de Estados Unidos mantendrá un crecimiento del 3% anual desde 2021 hasta 2024.

Con respecto al déficit, Washington prevé que el de 2019 será del 5,1%, la misma cifra que la previsión anterior, mientras que incrementó en una décima el déficit estimado para el año que viene, hasta el 4,9 por ciento. Esto se traduce en una revisión al alza de la deuda de 2019 de 7.000 millones de dólares (6.234 millones de euros) y de 25.000 millones de dólares (22.265 millones de euros) para 2020.

El número de personas sin trabajo en territorio estadounidense alcanza los 6,2 millones

Además, el plan presupuestario prevé que Estados Unidos registrará un déficit anual por encima del billón de dólares (890.304 millones de euros) desde 2019 hasta 2022. El Ejecutivo de Trump no prevé que el país alcance el equilibrio presupuestario durante los diez próximos años, algo que sí se pronosticaba en el presupuesto presentado en 2017.

En tanto, el presidente Donald Trump utilizó su cuenta de Twitter para expresarse acerca de la reducción de la tasa de desempleo en Estados Unidos, indicando que las cifras son notables y "bonitas" de contemplar.

"Se están estableciendo muchos récords en nuestra economía. Los números de desempleo están entre los mejores de la historia. íEs algo hermoso de ver!", se lee el tuit.

El número de personas sin trabajo en territorio estadounidense alcanza los 6,2 millones, lo que supone que durante el mes pasado hubo un aumento de 300.000 contrataciones. Además, la tasa de desempleo en Estados Unidos. cayó al 3,8 % en febrero con relación a enero de 2019. Las estimaciones presupuestarias parecen ratificar el gran momento que vive la economía estadounidense, con fuerte generación de empleo y crecimiento en varios niveles, algo que algunos especialistas atribuyen a la reforma fiscal que puso en marcha Trump el año pasado.