La líder conservadora alemana, Angela Merkel, fue nombrada oficialmente canciller para un cuarto periodo consecutivo durante una ceremonia en el Palacio de Bellevuefue precedida por la votación en la Cámara Baja donde la flamante jefa de Estado recibió el respaldo de la mayoría absoluta de los diputados.

Tras meses de infructuosas negociaciones para reeditar una gran coalición de gobierno con los socialdemócratas, finalmente la líder demócratacristiana asumió ayer su cuarto mandato que extenderá así a 16 años su gobierno y la convierte en la mujer con más años al frente de la principal potencia europea.

"Asumo la elección" manifestó Merkel ante el presidente federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y el presidente de la cámara Wolfgang Schäuble quien le deseó "fuerza y éxito" para afrontar las "grandes tareas" de la legislatura.

Merkel recibió ayer el apoyo de 364 diputados de los 692 presentes en el Parlamento, mientras que 315 votaron en contra, 9 se abstuvieron y 4 emitieron un voto nulo.

La CDU, la Unión Social Cristiana (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) tienen en conjunto 399 escaños en el Bundestag, con lo que 35 diputados de la gran coalición no votaron la candidatura de Merkel.

Tras conocerse el escrutinio, la canciller recibió los aplausos de los parlamentarios y de los invitados a la sesión, entre los que se encontraban ministros de la pasada legislatura y futuros miembros del gabinete.

Posteriormente, Merkel juró nuevamente como Canciller en un acto realizado en la residencia oficial del presidente.

"Juro que dedicaré mis fuerzas por el bien del pueblo alemán, para aumentar sus beneficios, evitarles perjuicios, velar por la Constitución y las leyes del Estado, cumplir minuciosamente con mis obligaciones y ejercer justicia para todos", remarcó.