Poco antes de la cumbre extraordinaria de la Unión Europea (UE), la canciller alemana, Angela Merkel, se pronunció respaldó el aplazamiento del Brexit, tal como solicitó Londres, para evitar que el Reino Unido abandone el bloque de forma no regulada. "Quedan 58 horas para evitar un Brexit sin acuerdo y el Gobierno alemán mantiene el objetivo de conseguir una salida ordenada", afirmó Merkel en una intervención ante el Bundestag, el Parlamento alemán.

El objetivo de la próxima cumbre de la UE es "evitar ese escenario" (de Brexit sin acuerdo) prosiguió la canciller, citada por la agencia de noticias DPA. "Se trata de una decisión histórica, es la primera vez que un Estado miembro se dispone a salir de la UE", afirmó Merkel, para reafirmar su disposición a "respaldar" una prorroga "de meses", si ello cuenta con el consenso del resto de los socios comunitarios.

"Sin ese retraso corremos el riesgo de una salida del Reino Unido sin acuerdo el próximo viernes", insistió. Merkel expresó asimismo su satisfacción por la "voluntad" de la ministra británica, Theresa May, para buscar un consenso y aludió a su visita ayer a Berlín y a París en busca de apoyos a la prórroga planteada ante la cumbre extraordinaria que comienza hoy.

Mientras Merkel insiste en la necesidad de evitar un " Brexit duro", el presidente francés, Emmanuel Macron, había mantenido una posición mucho más dura sobre el tema.