El ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer, reconoció que hubo conversaciones informales y privadas sobre la posibilidad de impulsar un quinto mandato de la canciller Angela Merkel, luego del repunte de popularidad de la dirigente debido a la gestión de la pandemia de coronavirus.

"No puedo negar que últimamente he escuchado este pensamiento con frecuencia", manifestó Seehofer sobre la eventualidad de una nueva postulación de Merkel como canciller, quien a fines de 2018 anunció que no se volvería a presentar como candidata.

En una nota publicada por el diario dominical alemán Bild am Sonntag, Seehofer dijo que los alemanes pueden "estar contentos de tener una canciller como ella a la cabeza” de Alemania "en esta situación", según reprodujo la agencia de noticias DPA.

Asimismo, el titular de la cartera del Interior y hasta 2019 líder del partido bávaro Unión Social-Cristiana (CSU), aliado regional de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel, destacó que la canciller "está liderando Alemania con mucha fuerza a través de la crisis" del coronavirus.

El país ya cuenta con más de 160.000 infectados y más de 6.500 muertos, un balance que 
es mucho menor que el de algunos de sus vecinos europeos como Italia, España, Francia y Reino Unido.

Alemania comenzó una gradual flexibilización de las restricciones hace poco más de una semana, cuando se acordó la apertura de pequeños y medianos comercios, y busca de a poco una reactivación económica y recuperar cierta normalidad.

El miércoles pasado, Merkel junto a líderes regionales acordaron permitir bajo ciertas condiciones la celebración de ceremonias religiosas y la apertura de espacios culturales y parques infantiles.

Pese a que en Alemania nunca rigió una cuarentena obligatoria, el gobierno fue muy firme en evitar que las reuniones no superen las dos personas y se mantuviera la norma de distanciamiento social, que persistirá al menos hasta fines de mayo.

Merkel resaltó hace unos días lo logrado en las últimas semanas en el país, pero recordó la necesidad de "analizar cuidadosamente la situación antes de adoptar cualquier medida para evitar retrocesos", informó la agencia de noticias EFE.