La canciller alemana Angela Merkel propondrá a los responsables de las regiones una flexibilización de las restricciones decretadas por la pandemia, a partir del 8 de marzo, según un proyecto de resolución citado por la agencia AFP.

La dirigente estima que a partir de ahora se pueden permitir contactos entre “dos unidades familiares” pero sin superar los cinco adultos en total, según la publicación. Alemania ya autorizó en las últimas semanas la reapertura de escuelas y peluquerías.

Otros comercios, como las florerías o las librerías, también está previsto que abran en las regiones donde todavía permanecen cerradas hasta ahora, según el proyecto.

Las autoescuelas y los salones de belleza también podrán reanudar sus actividades, pero los clientes tendrán que presentar un test de antígenos realizado el mismo día.

Sin embargo, los restaurantes, los centros de ocio y de deporte permanecerán cerrados al menos hasta el 28 de marzo, según el documento.

Las guarderías y colegios comenzaron a reabrir a partir del 22 de febrero, aunque de forma progresiva, empezando por los primeros cursos, en grupos burbuja reducidos y horas presenciales limitadas.

La negociación entre el Gobierno federal y los “Länder” está perfilando asimismo un nuevo instrumento: un “freno de emergencia” que permita revertir la desescalada de forma regional si se dispara la incidencia y supera, durante tres días consecutivos, un límite aún por determinar, según publicó Der Spiegel.

El texto todavía tiene que ser aprobado por los 16 responsables de las regiones, que tienen que reunirse con Merkel mañana.