En medio de una creciente presión interna, la canciller alemana, Angela Merkel, insistió ante la televisión pública de su país en que tiene intención de agotar un cuarto mandato en caso de que los militantes del Partido Socialdemócrata (SPD) den luz verde al acuerdo de gran coalición de gobierno ya pactado.

"Los cuatro años son lo que yo prometí, y yo soy de las personas que mantienen su palabra", declaró la dirigente en una entrevista emitida por el canal ZDF. Merkel fue duramente cuestionada por su propio bloque conservador una vez que se hizo público el reparto de ministerios en el que su formación salió mal parada.

El problema fue la cartera de Finanzas, que ella misma admitió que fue "doloroso" cederla al SPD, pero advirtió que la única alternativa posible era no formar gobierno, tras más de cuatro meses de discusiones, replicó la agencia de noticias DPA.