Los conservadores de Angela Merkel y los socialdemócratas se dieron este miércoles hasta el 12 de enero para lograr un acuerdo de principio para formar gobierno en Alemania. Las primeras negociaciones exploratorias comenzarán el 7 de enero con el objetivo de presentar un resultado el 12 de enero", indicaron ambos partidos en un comunicado tras reunirse en Berlín.

Esas conversaciones preliminares serán claves para saber si Alemania puede abandonar el callejón sin salida en el que se encuentra desde las legislativas de septiembre, que no otorgaron ninguna mayoría clara en la Cámara Baja del Parlamento.

La canciller Merkel, que ganó las elecciones y aspira a un cuarto mandato, fracasó en su intento de formar una coalición con los liberales del Partido Democrático Libre (FDP) y los ecologistas en noviembre.

Ahora espera poder repetir la gran coalición que formó con los socialdemócratas (SPD) en los últimos cuatro años, aunque el partido de centroizquierda se muestra reacio a regresar al gobierno tras obtener unos resultados históricamente bajos en los comicios de septiembre.

Ante la resistencia de las bases de su partido, el líder del SPD, Martin Schulz, sólo ha dado su visto bueno a unas conversaciones previas y no ha descartado la posibilidad de apoyar un ejecutivo en minoría de Merkel sin entrar en él, una opción rechazada por la canciller.

Schulz, de 62 años, ha prometido que defendería demandas claves del SPD como una reforma de la Unión Europea, cambios en los seguros médicos y en el ámbito educativo y la defensa del reagrupamiento familiar para el caso de los refugiados en Alemania.