El gobierno de México ofreció empleo a personal médico retirado de más de 60 años en hospitales que no atiendan a pacientes con coronavirus, con el objetivo de fortalecer el sistema de salud, amenazado por el inminente auge de la epidemia, aseguró el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario mexicano agregó que de tener éxito el llamado, el país podría contar con 20.000 médicos más cuando se registre el pico del brote, que en Ciudad de México y algunos municipios colindantes con la capital sería en torno al 10 de mayo, según estiman especialistas.

"Estoy seguro de que va a tener éxito esta convocatoria. Ayer convocamos a médicos generales de todo el país y tuvo mucha respuesta la convocatoria", dijo López Obrador, después de aclarar que los candidatos a los puestos ofrecidos por el gobierno deberían estar sanos y no presentar ninguna enfermedad crónica que los pusiera en riesgo.

Los intentos de las autoridades mexicanas de contratar más médicos en el país han provocado en los últimos días algunas aglomeraciones frente a las oficinas de contratación, vulnerando las restricciones de distanciamiento social impuestas por la Secretaría de Salud.

El Gobierno de México ha sido cuestionado por la falta de suministros de equipos de protección para los trabajadores hospitalarios, sobre todo a raíz de varios casos de focos del virus en al menos tres hospitales con decenas de trabajadores médicos infectados.

Las autoridades mexicanas informaron sobre más de 7 mil infectados y unos 600 fallecidos por el coronavirus, que en el mundo ha dejado a más de 2.1 millones de infectados y casi 200 mil fallecidos.