México extendió las medidas de aislamiento social hasta el 30 de mayo, tras haber ingresado en la fase de aceleración masiva de contagios por coronavirus, con más de 9.500 casos positivos y de 850 muertes.

"Hoy queremos dar por iniciada la fase 3 de la epidemia de Covid-19, recordando que estamos en una fase de ascenso rápido donde se acumulan una gran cantidad de contagios", dijo a periodistas el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López Gatell. Ante la aceleración de los contagios, el funcionario reafirmó la necesidad de mantener la distancia a fin de que los contagios "sean lo mínimo posible".

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador obligó a frenar las actividades económicas no esenciales hasta el 30 de abril y exhortó a la población a quedarse en casa, si bien la cuarentena no es obligatoria.

López Gatell, quien prevé el pico de la pandemia para entre el 8 y el 10 de mayo, sostuvo que "vendrán momentos difíciles" pero defendió que "se han hecho arreglos para expandir la capacidad de atención hospitalaria", informó la agencia EFE. El funcionario dijo que si no se hubiesen aplicado estas medidas durante abril, el país habría vivido "un escenario devastador".