La justicia mexicana rechazó el pedido de extradición del ex guerrillero chileno Raúl Escobar Poblete, quien está acusado de participar en el secuestro del empresario Cristián Edwards cometido en 1991, luego de la dictadura pinochetista (1973-1990). Escobar, conocido como "Comandante Emilio", fue miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), grupo armado que se oponía a la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet, y fue acusado de participar en el secuestro de Edwards, hijo del director del diario El Mercurio, quien fue liberado en febrero de 1992.

La solicitud de extradición fue rechazada porque la justicia mexicana dictaminó es que el delito está prescrito.

Sin embargo, hay un segundo pedido de extradición de Escobar Poblete, bajo el cargo de participar en el asesinato del senador Jaime Guzmán en 1991, sobre el cual las autoridades mexicanas aún no se han pronunciado.

Escobar fue detenido en 2017 en la localidad mexicana de San Miguel de Allende, donde había permanecido oculto durante 10 años al frente de una banda dedicada al secuestro de personas, y ahora está encarcelado en el estado mexicano de Guanajuato.

Esta negativa de extradición se suma a otros casos similares, como el del ex guerrillero Ricardo Palma Salamanca, también condenado por la justicia chilena por participar en el asesinato del senador Guzmán y cuya entrega fue denegada por la justicia francesa.