La empresa de autos NIO, conocida como "la Tesla china", se convirtió en el centro de las críticas después de que se diera a conocer el fallecimiento de Lin Wenqin mientras manejaba un NIO ES8 con la función de conducción automática activada. La muerte inició una batalla entre la empresa y los propietarios de los automóviles de la compañía, ya que unas 7.000 personas aseguran que fueron engañados por la empresa, que les vendió un sistema de conducción automática que no era tal, algo que NIO niega.

Los señalamientos empezaron por medio de la red social WeChat el pasado 18 de agosto, cuando un usuario compartió un obituario que detallaba que un hombre había fallecido en la autopista de la provincia Fujian mientras conducía su auto electrónico SUV NIO ES8 con la Navigate on Pilot (NOP) activada. Además, se difundió un comunicado firmado por 500 propietarios de vehículos NIO que denunciaban inconsistencia en la información sobre el alcance de la función NOP.  

La aclaración de NIO 

La empresa es conocida como “La Tesla China” por ofrecer automóviles que incluyen tecnología de avanzadabaterias eléctricas. Ante los comentarios, la compañía compartió en su página oficial un documento que explicaba cómo funcionaba la NOP

"El NOP (navegación en piloto) de NIO es actualmente un sistema de asistencia a la conducción, no un sistema de conducción autónoma ni un sistema sin conductor" detalla el comunicado.  

Además, agregaron que "la presentación y promoción del NOP por parte de NIO no nos ha parecido confuso o engañoso", en referencia a las crecientes críticas sobre publicidad engañosa que recibió la empresa en diversos medios de comunicación   

NIO ES8 es un modelo hecho en China con batería intercambiable

Pese a sus explicaciones, los propietarios de los autos NIO aseguran que la empresa no ha proporcionado suficiente información a los clientes sobre la función NOP y sus limitaciones.  

“Cuando compré el automóvil, el personal de NIO no me informó sobre Nio Pilot y me dijeron que al comprarlo, podría conducir de manera autónoma”, dijo un propietario de un modelo ES6 de automóvil en una la sala de chat.    

Hasta el momento, se han contabilizado un total de 7.000 clientes que han manifestado su inconformidad con la empresa. Las denuncias y comentarios son acompañados del hashtag “objeción a la declaración conjunta".   

La acusación de la familia Wenqin 

El abogado de la familia Wenqin presento hace un par de dias, una declaración de un técnico de la empresa que fue citado por la policía. El empleado asegura que el equipo técnico accedió a los datos del vehículo sin aprobación luego del accidente.  

"En la tarde del 13 de agosto, el personal técnico de NIO realizó la primera extracción de datos del vehículo [después del accidente de tráfico]", dijo en su alegato el empleado de la compañía, que aseguro que cooperará con la investigación policial.

Ante esta situación, NIO aseguro que la compañía "no eliminó ni modificó ningún dato" almacenado en el automóvil de Lin después del accidente. Además, anunciaron que no darán a conocer más información sobre el accidente hasta que los resultados de las investigaciones policiales estén terminados.  

Al contar con tecnología de avanzada como inteligencia artificial, los vehículos almacenan los datos de viaje y conducción. Si los datos fueron borrados, como alega el técnico de la empresa, es dificil identificar si la falla en el vehículo proviene de la función NOP o corresponde a un error humano, como alega la empresa.    

Confusión ante los sistemas de manejo automático  

Por lo general, un sistema de asistente de conductor utiliza algoritmos para analizar los datos de tráfico recopilados en tiempo real por los sensores integrados y tiene capacidades de "detección del entorno". Puede tomar decisiones como si debe acelerar más allá de un vehículo que se mueve lentamente, pero aún requiere la intervención humana.  

Los sistemas de asistente de conductor, son una tecnología preliminar en el camino hacia la conducción totalmente autónoma. En China, este sistema han demostrado ser un gran atractivo entre los compradores. Actualmente,  un número creciente de conductores está optando por comprar vehículos eléctricos inteligentes fabricados por empresas como Tesla y NIO. 

Pese a su popularidad, han surgido preocupaciones sobre su seguridad después de varios accidentes relacionados con el uso de la tecnología.  

"Los consumidores no son plenamente conscientes de los riesgos de la conducción autónoma y es extremadamente arriesgado confiar demasiado en la conducción autónoma cuando la tecnología no es lo suficientemente madura", dijo Cui Dongshu, secretario general de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (CPCA).  

"Las compañías de automóviles son responsables de decirles a los consumidores que la conducción autónoma no ha reemplazado a la conducción manual y que el conductor debería poder tomar el control del automóvil en cualquier momento".