El ministro de Justicia británico, Robert Buckland, dijo que los barbijos podrían ser obligatorios en las tiendas y comercios de todo el Reino Unido, una medida que ya rige para el transporte público para evitar contagios de coronavirus.

En declaraciones al programa Desayuno de la BBC, el funcionario afirmó que está de acuerdo con eso y si es necesario empujar a las personas a tomar más medidas lo "considerará".

"Lo hemos hecho en el transporte público, donde las personas tienen que estar juntas unas con otras, tal vez durante horas. Seguimos la evidencia y tomamos decisiones meditadas. Creo que se está estudiando el tema de forma cuidadosa", afirmó.

Para el ministro, "una cosa es estar afuera al aire libre y con distanciamiento social, pero cree que en un negocio pequeño y lugar reducido cubrirse la cara protege a las personas que trabajan en la tienda, y también a cualquier otra persona con la que pueda entrar en contacto".

"Creo que una máscara es solo una mitigación útil adicional que no es solo un acto de cortesía. Creo que es un acto de aumentar la seguridad y la confianza del público", agregó el funcionario quien dijo que él siempre lleva una máscara facial como prevención ante el COVID-19.