El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, rechazó hoy cualquier propuesta de una unión aduanera con la Unión Europea ( UE) y criticó al líder laborista opositor Jeremy Corbyn, quien se mostró a favor de una “relación nueva y sólida con el mercado único”.

Fox calificó además como una traición a los millones de personas que votaron por el Brexit y dijo que permanecer en una unión aduanera dejaría al país en una posición peor que la actual y una “traición a los intereses nacionales británicos”.

En un discurso pronunciado en Londres, el ministro, un fuerte defensor del Brexit, explicó su posición de cara a las próximas negociaciones centradas en el periodo de transición que comenzarán en los próximos días entre el Reino Unido y Bruselas.

"El Reino Unido se encontraría en una ’peor posición’ de lo que está ahora, si abandona el acuerdo existente pero negocia uno nuevo similar”, apuntó.

Y consideró que tener que aceptar las reglas de la UE y los límites para hace. acuerdos con terceros países haría que el Reino Unido sea “menos atractivo”.

Las declaraciones de Fox se producen luego de que el partido laborista se mostró ayer a favor de que el Reino Unido permanezca en una unión aduanera con la UE, lo que podría generar más divergencias en el gabinete de la primera ministra Theresa May.

El líder laborista dijo que su partido “respetó el resultado del referéndum”, pero argumentó que su prioridad es “obtener el mejor acuerdo para el empleo y la economía”.

Mientras tanto, Martin Donnelly, quien fue secretario permanente en el Departamento de Comercio Internacional de Fox hasta el año pasado, afirmó hoy en declaraciones a la BBC que salir de la UE con la esperanza de construir mejores relaciones comerciales en otro lugar es como renunciar a una cena lujosa ahora con la esperanza de obtener un “paquete de papas fritas más tarde”.

Donnelly señaló que las tres quintas partes del comercio actual del Reino Unido se realizan con la UE y otras naciones con las que el bloque tiene acuerdos comerciales preferenciales y dijo que negociar el pleno acceso al mercado único sin aceptar las normas de la UE requeriría un “hada madrina especializada en derecho comercial”.

También descartó la afirmación de Theresa May de que el Reino Unido puede conservar los beneficios del mercado único y la unión aduanera después de que se haya ido.
Donnelly alegó por otra parte, que es inevitable que el Reino Unido eventualmente regrese al mercado único de la UE.

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, aseguró que “no está de acuerdo con Donnelly porque las “oportunidades reales de crecimiento” del Reino Unido estaban fuera de la UE.

Mientras tanto, el principal negociador de la UE, Michel Barnier, sostuvo hoy, según los medios británicos, que desde diciembre pasado no hay grandes progresos en un acuerdo para la transición después del Brexit en marzo de 2019.

Instó además al ministro del Brexit David David, a que vaya a Bruselas a conversar y resolver el atasco en las negociaciones.