Los ministros de Comercio e Inversiones del G20, reunidos de forma virtual bajo la presidencia de turno de Arabia Saudí, abogaron por diversificar la economía y reforzar la participación de las pymes en el mercado internacional ante la situación económica derivada de la pandemia del coronavirus.

"La pandemia de la COVID-19 ha aumentando nuestro sentido de la urgencia por trabajar para lidiar con las debilidades estructurales y por aumentar la resistencia y sostenibilidad de nuestras economías y nuestras cadenas de valores "inter alia" a través de la diversificación de las estructuras de producción y comercio", declararon en un comunicado que fue reflejado por el medio español La Vanguardia.

En este sentido, los ministros argumentaron que la diversificación de la economía reduce la "vulnerabilidad ante los choques" y sigue siendo una un objetivo "importante" para todos los países, particularmente las naciones en desarrollo y las menos desarrolladas.

Para ello, consideraron que resultaría de ayuda impulsar el comercio de servicios y la creación de zonas económicas especiales.

Por otro lado, destacaron el papel "crítico" de las pymes, que emplean a entre el 40% y el 90% de la fuerza laboral, contribuyen con entre el 35% y el 60% del Producto Interior Bruto y suponen el 95% de las empresas del mundo, de acuerdo con los datos divulgados en la nota.

Los ministros alertaron de los múltiples desafíos que afrontan las pequeñas y medianas empresas, y recordaron que su capacidad para contribuir a la actividad económica depende parcialmente de su integración en la economía global, por lo que llamaron a potenciar su participación en el comercio internacional.

El G20 está integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania, el Reino Unido, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Sudáfrica y Turquía, así como por la Unión Europea.