La agencia de calificación Moodys advirtió que un nuevo retraso de la salida de la Unión Europea "prolongará la incertidumbre" y "no resolverá" la compleja situación que afronta el Reino Unido.

En una nota dirigida a inversores, Moodys advirtió asimismo que una ruptura no negociada con el bloque comunitario (objetivo que parece guiar los pasos del primer ministro Boris Johnson) dañaría la economía británica de manera "significativa y persistente".

La firma recalca que el proceso del "brexit" ya ha debilitado el crecimiento del Pbi británico y el consumo, y ha empeorado las condiciones del mercado inmobiliario en el Reino Unido.

La economía del Reino Unido se contrajo en el segundo trimestre del corriente año un 0,2 %, por lo que el país podría entrar en recesión técnica si el crecimiento negativo se mantiene en el siguiente trimestre.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, en inglés) indicó esta semana que el crecimiento fue del 0,3 % en julio, si bien la cifra conjunta de los tres meses hasta ese mes se mantuvo en un crecimiento cero.

"La manufactura y los índices de construcción han caído a sus menores niveles desde 2013 y 2009, respectivamente", subrayó la firma de calificación crediticia.

La fecha oficial para la salida del Reino Unido de la UE se mantiene por el momento fijada el 31 de octubre, si bien el Parlamento británico ha aprobado una ley que obligará al Gobierno a solicitar una prórroga si no logra acordar con Bruselas las condiciones para la ruptura.

La legislación prevé una extensión de tres meses, hasta el 31 de enero de 2020, si bien deja abierta la puerta a que sea la UE la que llegado el caso determine una nueva fecha de salida.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos