El juez federal Sérgio Moro, responsable en primera instancia por los procesos de la operación Lava Jato, condenó a los ex gerentes de Petrobras Edison Krummenauer y Marcio Ferreira por corrupción pasiva y lavado de dinero, según informaron fuentes oficiales.

El juez condenó también a los empresarios Marivaldo do Rozário Escalfoni y Paulo Roberto Fernandes y a Luis Mario da Costa Mattoni, ejecutivo de la constructora Andrade Gutierrez, y absolvió a otro ex gerente de la petrolera, Maurício Guedes, informaron medios locales, citados por la agencia EFE.

El proceso se refiere la investigación por el pago de 29 millones de reales (unos 9 millones de dólares) en cuatro contratos de Petrobras, una cifra que deberá ser devuelta por los condenados.

Marcio de Almeida Ferreira fue condenado a 10 años y 3 meses de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

El otro ex gerente, Edison Krummenauer, fue condenado por los mismos delitos, pero por ser delator deberá cumplir una pena prevista en el acuerdo de delación y no divulgada, caso idéntico al del ejecutivo de Andrade Gutiérrez.

Escalfoni y Fernandes realizaban contratos falsos con proveedores de la petrolera estatal

Los empresarios Marivaldo do Rozario Escalfoni y Paulo Roberto Fernandes tuvieron una pena de 14 años y 3 meses de prisión por corrupción activa y lavado de dinero.

El ministerio Público Federal también los había denunciado por asociación para delinquir, pero todos los acusados fueron absueltos por el juez Moro.

De acuerdo con los fiscales, Escalfoni y Fernandes realizaban contratos falsos con proveedores tradicionales de Petrobras, como Andrade Gutiérrez, Odebrecht, Carioca Engenharia y Queiróz GalvÆo, para intermediar y pasar las tasas a funcionarios de la petrolera estatal.