Este sábado la prisión de Manaus se convirtió en el foco de tensión después de que siete guardias fueron tomados como rehenes por detenidos en la Unidad de Prisión de Puraquequara (UPP). 

La Secretaría de Estado de Administración Penitenciaria (Seap) del país vecino, indicó que la rebelión comenzó alrededor de las 7 de la mañana,  y aun no hay información sobre muertos.

En relación a los motivos, precisaron que se inició durante la entrega del desayuno, cuando los presos violentaron dos celdas y tomaron como rehenes a los agentes que se encontraban en el momento. Los prisioneros prendieron fuego a los colchones y, desde fuera de la unidad, fue posible ver el intenso humo y escuchar gritos. 

"El Grupo de Intervención Penitenciaria (GIP) y las fuerzas de seguridad de la Policía Militar de Amazonas (PMAM) - Rocam, Coe, Shock Battalion, Dog Company - están en su lugar y ya han comenzado las negociaciones", aseguraron desde fuente oficiales. Según Seap, los agentes aún no han sido liberados por los detenidos, quienes "exigen la presencia de la prensa y los derechos humanos".