Veintitrés presos fallecidos y catorce oficiales heridos fue el saldo que dejó un enfrentamiento en el Centro de Coordinación Policial José Antonio Páez, en el sector Campo Lido de Acarigua, Portuguesa,  Venezuela. El tiroteo comenzó pasadas las 10 de la mañana luego de que los presos iniciaran un  motín en el centro de detención preventiva.

En el operativo actuaron funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, del Comando Nacional Antiextorsion y Secuestro y de la Policía del estado Portuguesa. El fiscal Zair Mundaray, que se encuentra en el exilio, difundió en sus redes sociales un video en el que aparece uno de los detenidos con un arma corta y una granada en sus manos.

En la imagen se lo ve acompañado por dos mujeres que, según dijo, eran parte de la visita."Nosotros somos de la visita de Campo Lindo. Les hablamos para que por favor cese el fuego", señala una de las visitantes. 

Luego, el hombre agrega: "Mire, doctora Raquel. Le voy a hablar claro. Para acá adentro no se van a meter porque estoy dispuesto a morirme y a estallar con cualquier bruja que se venga. Por aquí queremos es la paz y la tranquilidad. Es la vida de nosotros y la vida de las visitas que están aquí".