El expresidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica, encabeza junto a su par Julio María Sanguinetti, la última sesión en el senado local en el que se llevan adelante una jornada de despedida, tras acordar ambos parlamentarios su dimisión de las bancas que se efectivizará este martes. 

"Yo tenía previsto ni siquiera ir, mandar un papelito de renuncia. Pero me llamó la señora vicepresidenta, que quiere hacer un poco de glamour y dije ‘ta, voy, algo voy a tener que decir’", indicó el líder regional en una entrevista que mantuvo con el portal El País de Ururguay. 

Posicionado en el bloque opostor al oficialismo actual luego del triunfo de Luis Lacalle Pou quien asumió en marzo de este año, Mujica destacó que se aleja del Senado "porque el coronavirus me tiró para afuera".

"Me voy del Senado porque el coronavirus me tiró para afuera. Porque tengo 85 años, casi 86. Tengo una enfermedad inmunológica, vasculitis Strauss, una exquisitez, una enfermedad bien rara. Me encanta la política con todo, pero más me encanta estirar la vida todo lo que pueda", amplió el exmandatario. 

Ambos legisladores transcurren este martes las últimas horas en el Senado en la previa a la sesión en la que está acordado la oficialización de su renuncia

"En la vida hay un tiempo para llegar y otro para irse, no se olviden de eso"

Al ingreso del parlamento, Mujica señaló que la despedida conjunta a Sanguinetti, líder partido colorado, "se dio porque conversamos, estamos en la misma esquina y le dije, tengo ganas de irme".

"Se trata de algo simbólico del Uruguay porque en otro país ni se saludan, son como perro. Esto es una tradición y viene de viejo. En la vida hay un tiempo para llegar y otro para irse, no se olviden de eso", explicó.

En la misma línea expresidente calificó a su par como "un viejo luchador, importante", que "representa una parte de la opinión pública del país".