El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que la decisión de anexar territorios de Palestina en Cisjordania a su país es un paso que necesita el respaldo del gobierno de Estados Unidos.

En una reunión del Partido Likud, Netanyahu comentó que la decisión de anexar a Israel zonas de territorio palestino es un paso que "está en Washington", según publican medios internacionales.

La anexión de los territorios de Judea, Samaria y el Valle del Jordán "no está fuera de la agenda (…) la opción aún existe", agregó el jefe de Gobierno, quien había anunciado su intención de concretar la anexión el pasado mes de julio.

Por su parte, el presidente del Comité de Colonos de Yesha, David Elhayani, tras recordar que Netanyahu había prometido la anexión de zonas de Cisjordania, le exigió al primer ministro tomar una pronta resolución al respecto.

"La decisión no está en Washington, sino en Jerusalén. La decisión de tomarla es tuya y solo tuya", reclamó Elhayani, quien recalcó que inicialmente el Gobierno israelí había establecido el 1 de julio como fecha para comenzar a instrumentar la anexión, algo que no ha sucedido aún.

La anexión de territorios palestinos a Israel forma parte del llamado Plan del Siglo, promovido por el presidente, Donald Trump.

Aunque con anterioridad el representante especial del presidente de EE.UU. para las Negociaciones Internacionales, Avi Berkowitz, estuvo en Israel antes del 1 de julio, Donald Trump hasta ahora no dió a conocer su decisión.