La provincia china de Sichuan reportó esta semana medio centenar de niños y niñas con el nuevo norovirus.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) caracterizó al nuevo brote epidémico como una inflamación del estómago o los intestinos que provoca una gastroenteritis aguda. 

"El contagio, que puede producir vómitos y diarrea, afecta de forma más grave a los niños pequeños y a los ancianos", detalló el CDC. 

El norovirus tiene la capacidad de propagarse con mucha facilidad. El contagio puede producirse al consumir productos contaminados, tocar superficies que estén afectadas o teniendo contacto con una persona con la cepa

"Una simple partícula de las miles de millones que se libera cuando se enferma por el virus puede producir la enfermedad en cualquier persona", advirtieron las autoridades locales. 

Norovirus: Cuáles son los síntomas 

Los principales síntomas del norovirus son la diarrea, vómitos, náuseas y el dolor de estómago, aunque también pueden venir acompañados de fiebre o dolores de cabeza y corporales lo que podría llegar a derivar en una deshidratación en el paciente.

Desde Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades alertaron que "todavía no hay ningún medicamento específico" para hacer frente a la infección, por lo que recomiendaron "beber mucho líquido para reponer las pérdidas producidas por los vómitos o la diarrea".

Norovirus: Cómo prevenirlo

Para prevenir el contagio por norovirus, el CDC recomienda medidas similares a las utilizadas para frenar la expansión del coronavirus:

  • Lavarse las manos a menudo y limpiar o desinfectar las superficies con las que ha estado en contacto una persona que tiene síntomas manifiestos de la enfermedad.
  • Lavar los alimentos crudos como frutas y verduras con agua y cloro.

  • Hervir el agua que use para tomar y preparar alimentos.

  • Asegurarse de que los alimentos estén bien cocidos.

  • Evitar el contacto entre alimentos frutos y cocidos.

  • Servir y consumir de inmediato los alimentos después de cocinarlos.

  • Guardar bien los alimentos que sobren o refrigérelos.

  • Antes de comer los alimentos guardados, calentarlos bien.

  • Mantener los alimentos tapados, fuera del alcance de moscas cucarachas, ratas y otros animales.

  • Lavar los utensilios de la cocina y desinfecte con cloro todas las superficies.

Norovirus en América Latina: Antecedentes en Guatemala

En febrero del 2016, varias familias de la zona 15 de la Ciudad de Guatemala fueron diagnosticadas con norovirus, después de haber padecido serias enfermedades gastrointestinales.

Tras analizar 14 muestras de procultivos y exámenes de heces, el Centro de Control de Enfermedades de la Universidad del Valle (Uvg) en apoyo al Laboratorio Nacional de Salud, concluyó que 12 muestras (86%) contenían norovirus, siendo el principal causante de los problemas intestinales de los pobladores.