La Oficina de Medicina Forense de Nueva York informó este lunes que 750 cadáveres de personas que fallecieron por la pandemia de coronavirus se encuentran almacenados hace más de un año en los camiones frigorícos que desplegó la ciudad norteamericana durante el pico de contagios de 2020.

El relevamiento se dio a conocer durante la última reunión del ayuntamiento local, tras el pedido de informe que elevó el concejal Marc Gjonaji, quien condenó el trato que recibían los cuerpos al trazar un paralelismo de "muebles de un almacén o el equipaje no reclamado en objetos perdidos".

Los camiones se utilizaron como morgues temporales en el momento de mayor azote que registró la pandemia, hace un año.

La representante de la oficina forentes newyorkina, Dina Maniotis, explicó que "la ciudad quería dar tiempo a las familias para organizar los funerales de sus seres queridos", ceremonia que aún encuentra reparos por los protocolos vigentes. 

Como respuesta, Gjonaji instó a brindar ayuda a las familias a organizar los entierros en la isla de Hart, en el estrecho de Long Island, terreno que durante más de un siglo el distrito utiliza para los restos de indigentes y anónimos, tanto en fosas comunes como en fosas individuales