Un sismo de magnitud 7.4 con epicentro al noreste de Auckland alertó a la comunidad de  Nueva Zelanda por un posible tsunami a las 11:43 horas (local) de este jueves 18 de junio. 

Por su parte, GeoNet, el monitor de riesgos de Nueva Zelanda, informó a través de su cuenta oficial de Twitter que no hay amenaza de tsunami, luego del terremoto al sur de las islas Kermadec.

"Según la información actual, la evaluación inicial es que es poco probable que el terremoto haya causado un tsunami que representaría una amenaza para Nueva Zelanda", señaló.
 
Algunos residentes en la costa de este país, recibieron la orden de evacuar a tierras más altas como medida de precaución. El terremoto está entre los cinco más fuertes en lo que va del año, aunque no hay informes de daños, informó GeoNet.
 
Por su parte, las autoridades de emergencia que vigilan las señales de tsunami descartaron cualquier tipo de posibilidad de un evento de ese tipo y, que cualquiera que haya sido evacuado puede regresar a su hogar.

El epicentro se produjo cerca de las Islas Kermadec a unos 710km de las costa de Gisborne, al este de la Isla Norte.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica en el mundo, situó el terremoto a 10 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino y a 686 kilómetros al noreste de Opotiki, la población más cercana, ubicada al norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda.