El ex juez y actual ministro de Justicia, Sérgio Moro, así como los fiscales del caso Lava Jato usaron sólo una de 22 conversaciones interceptadas al ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva para inculparlo.

"LA VERDAD GANARÁ: El ex juez Sergio Moro, los fiscales y el delegado de Lava Jato de Curitiba seleccionaron las conversaciones telefónicas mantenidas por Lula, ocultando el caso y del STF (Supremo Tribunal Federal) aquellas que mostraron la verdad de los hechos", tuiteó en referencia a una serie de material que publicaron The Intercept Brazil y Folha.

Los mensajes revelan que los investigadores tuvieron en sus manos 22 diálogos del fundador del Partido de los Trabajadores ( PT), pero solo usó uno de ellos para manipular la opinión pública. Lula se encuentra detenido desde el 7 de abril de 2018 por supuestos hechos de corrupción, acusaciones que niega.

Esta selectividad persiguió, según Folha "mostrar que el nombramiento de Lula como ministro tenía como objetivo detener las investigaciones sobre él al trasferir su caso de Curitiba al STF", además, "los diálogos incluyen conversaciones de Lula con políticos, sindicalistas y el vicepresidente Michel Temer que revelan que era reacio a aceptar la propuesta de Dilma de ser ministro y solo aceptó por la presión de los aliados".