El Alto Comisariado de la Organización de las Naciones Unidas ( ONU) para los Derechos Humanos emitió un comunicado lamentando el asesinato del periodista Dom Phillips y del indigenista Bruno Pereira en la Amazonía brasileña y reclamó a las autoridades por una respuesta judicial.

"Este brutal acto de violencia es terrible y apelamos a las autoridades del Estado para que aseguren que las investigaciones sean imparciales, transparentes y minuciosas, y que sea concedida reparación a las familias de las víctimas", remarcó el comunicado de la agencia que lidera Michelle Bachelet, según informó el portal UOL.

La ONU considera que el asesinato es una muestra de los peligros que acechan a la Amazonía y los pueblos nativos, ya que subraya que "los ataques y amenazas contra los defensores de los derechos humanos ambientales y los pueblos indígenas, incluyendo los que se encuentran en aislamiento voluntario, continúan siendo persistentes".

Confesión

La semana pasada, la  ONU ya había cuestionado la respuesta "extremadamente lenta" de las autoridades brasileñas en las primeras horas de la desaparición de Phillips y Pereira.

El periodista británico y el exfuncionario de la Funai desaparecieron en el Valle del Javari el 5 de junio, cuando trabajaban en un reportaje sobre los peligros que amenazan a los indígenas no contactados.

Tras varios días de búsqueda, sus restos mortales fueron encontrados sepultados junto a un río; un pescador ilegal de la zona, Amarildo da Costa Oliveira, conocido como "Pelado", confesó el crimen, pero la Policía aún investiga la motivación y los autores intelectuales del doble asesinato, informó la agencia Sputnik.