La constructora Odebrecht llegó a un acuerdo con el gobierno brasileño, por el cual esa empresa, acusada de orquestar una gran red de corrupción que excedió largamente al territorio brasileño, deberá devolver unos 2.700 millones de reales (700 millones de dólares) a las arcas públicas en los próximos 22 años.

En conferencia de prensa conjunta en Brasilia, el ministro de la Transparencia, Wagner Rosario, y la abogada general de Brasil, Grace Mendonca, informaron del acuerdo de lenidad alcanzado entre el gobierno y la compañía constructora, la mayor de América Latina.

Explicaron que del importe total que la empresa devolverá, 900 millones de reales (233 millones de dólares) son por los sobornos pagados por la constructora a unos 150 agentes públicos, 1.300 millones de reales (337 millones de dólares) por el dinero obtenido en contratos irregulares y 442 millones de reales (114 millones de dólares) por la multa aplicada a la compañía.

Previamente, Odebrecht había pactado devolver 3.820 millones de reales (1.000 millones de dólares) a los gobiernos brasileño, estadounidense y suizo por diversas prácticas ilegales.

Al respecto, Mendonca explicó que los 2.700 millones de reales que Odebrecht pagará forman parte de la multa acordada con los tres países, mientras que otros 1.090 millones de reales (283 millones de dólares) se repartirán entre Estados Unidos, Suiza y Brasil.

El dinero podrá ser pagado hasta en 22 años, con cifras parciales anuales que serán corregidas según la inflación y la tasa de interés básico, por lo que la Abogacía General de la Unión (AGU), que defiende al gobierno de Brasil, calcula que el valor final rondaría los 6.800 millones de reales (1.765 millones de dólares).

Además del pago de la multa, Odebrecht se comprometió a adoptar una política de transparencia para evitar nuevas irregularidades en futuros contratos con la administración pública.

De acuerdo con Mendonca, el pacto con Odebrecht servirá de modelo en otros acuerdos de lenidad que firmen empresas implicadas en la red de corrupción alrededor de la petrolera estatal Petrobras.

Una de las cláusulas del acuerdo contempla que Odebrecht se compromete a devolver a las arcas públicas de otros países el dinero que obtuvo a través de sobornos.

Según Mendonca, se analizaron 49 contratos de Odebrecht con el gobierno federal y empresas estatales de Brasil. "Considerando todo este volumen de información, tenemos hoy la madurez para firmar un acuerdo de lenidad como política de Estado importantísima de combate a la corrupción", explicó.

En los acuerdos de lenidad, Odebrecht reconoció los daños causados a la administración federal con prácticas corruptas y se comprometió a reparar los daños causados, además de colaborar en las investigaciones; a cambio, la empresa obtendrá autorización del gobierno para cerrar nuevos acuerdos con la administración pública.