Las compañías del sector eléctrico de España rechazaron las medidas anunciadas por el gobierno para reducir las facturas de la luz, que vienen marcando un récord tras otro, y amenazaron con detener la producción de las centrales nucleares

Esta fue la reacción del Foro Nuclear, una de las patronales que aglutina a Naturgy, EDP, Endesa e Iberdrola, las cuatro grandes del mercado energético español, ante el anuncio de que se recortarán 2.600 millones de euros a las compañías de los beneficios extraordinarios que reciben ligados a los derechos de emisión de CO2 de aquellas tecnologías ajenas al gas.

En un comunicado, las empresas advirtieron que detendrán la producción de las centrales nucleares del país si el Ejecutivo saca adelante esta legislación tal y cómo está planteada en la actualidad. En particular, sostienen que esta normativa no debe aplicarse a esta energía, porque, aún siendo de aplicación temporal, "ahonda aún más en la penalización a la generación eléctrica de origen nuclear", publicó el sitio web RTenespañol.

De acuerdo con un comunicado de prensa, las firmas piden que, de aprobarse, la normativa no se aplique de forma retroactiva, debido a que los reactores serían inviables económica y financieramente y "abocarían al cese anticipado de la actividad". En este sentido, recuerdan también la "excesiva presión fiscal" y los 3.000 millones de euros que tienen previstos en calidad de inversiones hasta el cese programado de la actividad en 2035.

Nuevo récord

El gobierno epañol respondió al apriete recordando a las empresas que el cierre de una central nuclear no depende solo de sus dueños. "Si los propietarios de una central consideran que deben cerrar, tienen que solicitar autorización para que se analice si es posible, o si por la seguridad del suministro no es posible, no pueden hacerlo por sí solos", afirmó en una entrevista en TVE la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. "La electricidad no es lo mismo que el sector de los caramelos o las fruterías, es un sector enormemente regulado", recalcó Ribera.

Desde el sector sindical, CCOO de Industria le pidió al gobierno que "no ceda al chantaje" de las empresas energéticas, y advirtió que según sus datos, la amenaza de la patronal afecta a 28.000 empleos en la cadena de valor del sector y pondría en riesgo la economía y el desarrollo de Extremadura, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Un día después del anuncio de las medidas del Gobierno, el precio de la luz en España volvió a pulverizar el récord anterior. Durante esta jornada, el precio medio superará los 172 euros por megavatio hora, dejando muy atrás el anterior máximo, registrado hace solo dos días, de 154,16 euros. En las mismas fechas del año pasado se pagaban alrededor de 43 euros.