El Gobierno y la oposición de Venezuela volverán a reunirse hoy en la República Dominicana, con la mirada puesta en las elecciones presidenciales convocadas antes de mayo, en las que la coalición de la Mesa de la Unidad aún no ha decidido si participará por alegadas falta de garantías electorales.

El presidente dominicano, Danilo Medina, anunció el pasado jueves la nueva fecha de la reunión tras señalar que el diálogo "es la mejor solución para Venezuela y para su gente".

Estas conversaciones arrancaron en diciembre pasado en Santo Domingo bajo el auspicio de Medina y del ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y con el acompañamiento de representantes de Chile, Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas.

El diálogo para buscar una salida a la grave crisis política y económica venezolana contaban también con el acompañamiento de México, que se retiró la semana pasada tras la convocatoria unilateral de elecciones presidenciales por parte del oficialismo venezolano.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó que asistirá a la reunión para "exigir las garantías electorales que permitan unas elecciones justas y así propiciar un cambio para nuestro pueblo".

Según la MUD, el Gobierno "ha profundizado su posición de boicot a la mesa de negociación al proceder a la ilegalización" de partidos opositores y al decretar de forma unilateral que las presidenciales, uno de los temas del diálogo, se harán en el primer cuatrimestre y no a fines de año como generalmente ocurre en el país caribeño.