El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dispuso el cierre de la oficina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington, a la que acusó de no haber dado pasos para retomar las "negociaciones directas y significativas" con Israel.

"La Administración ha determinado que tras una revisión cuidadosa la Delegación General de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington debería cerrar", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Nauert justificó la decisión al asegurar que la OLP no ha adoptado medidas "para avanzar en el comienzo de negociaciones directas y significativas con Israel". El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, considera la medida como "otro ejemplo de castigo colectivo".