Un total de 4.427.000 personas pidieron subsidio por desempleo en Estados Unidos en la semana terminada el 18 de abril, con lo que sumaron 26.476.000 puestos de trabajo perdidos en sólo 35 días, según informó el Departamento del Trabajo estadounidense.

De este modo, la tasa de desempleo ya alcanzaría al 20%, duplicando el 10% al que se llegó en la Gran Depresión. No obstante, los pedidos en la semana terminada el 18 de abril se ubicaron bajo lo proyectado por el mercado que esperaba que la cifra llegara a 4,5 millones, de acuerdo a un sondeo de Bloomberg.

Los datos muestran que el mercado laboral de Estados Unidos continuó registrando un fuerte deterioro en medio de las medidas de aislamiento social y el consecuente cierre de industrias y el comercio debidos a la pandemina del coronavirus.

En tanto la cifra de la semana anterior fue revisada a la baja en 8.000 solicitudes desde las 5.245.000 reportadas inicialmente a 5.237.000.

El máximo histórico se dio en la semana terminada el 28 de marzo, en las que alcanzaron a 6.867.000.

Con el ciclo que se inició la tercera semana de marzo, cuando los pedidos del beneficio superaron los 3,3 millones, se alcanzan cifras inéditas.

A modo de referencia en marzo de 2009, durante la crisis subprime, los pedidos se habían elevado a 665 mil, y hasta entonces el máximo desde que se tienen registros se había anotado en octubre de 1982 con 695 mil solicitudes.