Apenas horas después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciara medidas para frenar la violencia armada en el país, un tirador atacó un parque industrial en Bryan, Texas y dejó "varias víctimas", según reportaron las autoridades.

De acuerdo con la policía, una persona murió en el lugar y cuatro fueron trasladadas al Hospital Regional St. Joseph Health en Bryan en estado crítico. Además, una persona se encuentra en condición no crítica y otra fue trasladad por un ataque de asma. El tirador todavía sigue prófugo, aunque se desarrolla una persecución para capturarlo. Según contaron a la cadena local KBTX,  seis ambulancias acudieron al lugar.

Minutos más tarde, el sheriff Donald Sowell dijo a CNN que una persona fue capturada luego de que un policía recibiera un disparo. En este sentido, aseguró que es posible que ese incidente estuviera conectado con el tiroteo en el parque industrial.

"Los oficiales respondieron, encontraron varias víctimas y estaban revisando el área, revisando el edificio en busca de más víctimas", dijo el teniente Jason James del Departamento de Policía de Bryan en una breve nota. "Este es un evento fluido todavía, así que todavía estamos tratando de obtener más información".

El FBI dijo en un comunicado que estaba "al tanto del incidente que ocurrió hoy en Bryan", pero el Departamento de Policía de Bryan está liderando la investigación. La División de Campo de Houston de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos también está respondiendo.

Tiroteo en Texas

El jefe de policía de Bryan, Eric Buske, dijo que la policía fue alertada por un trabajador de la fábrica a las 14:30, y que los agentes tardaron "poco tiempo" en responder a la escena. Sin embargo, al llegar,el sospechoso ya había abandonado el negocio.

Buske dijo que creen que el sospechoso es un empleado de la fábrica de Kent Moore y no descartó la posibilidad de que haya más sospechosos. La policía está trabajando en una línea telefónica donde las familias de los empleados de Kent Moore pueden obtener actualizaciones.

La Escuela Intermedia Jane Long estuvo temporalmente cerrada ante la amenaza del tirador suelto, pero los estudiantes fueron entregados a los padres alrededor de la hora normal de salida. Además, las autoridades pidieron a los padres de los estudiantes que caminan a casa que recojan a sus hijos en la escuela.

Los hechos sucedieron apenas horas después de que el presidente norteamericano anunciara medidas para frenar la violencia armada, que se cobra unas 106 vidas por día en Estados Unidos. El anuncio fue repudiado por el gobernador de Texas, Greg Abbot, que aseguró en Twitter que Biden "está amenazando los derechos de la Segunda Enmienda" y que no permitirían controles de armas en el estado que gobierna. 

Bryan está a unos 160 kilómetros al noroeste de Houston.