La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella vendrán miles de millones de mensajes y llamadas con los deseos de una "Feliz Navidad". Esas dos palabras fueron las que compusieron el primer mensaje de texto (o SMS) de la historia, que fue enviado por el programador Neil Papworth el 3 de diciembre de 1992. Y ahora, 29 años después, ese SMS se subastó por más de 120.000 dólares en forma de NFT (token no funigble). 

Aunque la N de NFT no corresponde a nostalgia, últimamente fue ese sentimiento el que invadió las subastas de estos activos digitales. En el último tiempo, se subastó el primer auto de Diego Maradona en forma de NFT, el primer tweet de Twitter en NFT, SEGA vendió sus juegos más populares en NFT, hasta el director de cine Quentin Tarantino vendió en forma de NFT algunas escenas eliminadas de la popularísima Pulp Fiction. Y ahora también se fue de esta forma el primer mensaje de texto.

No se sabe quién es el propietario final del "Feliz Navidad" enviado en 1992, pero sí se sabe que lo compró por más de 120.000 dólares —se vendió en Ethereums— en una venta organizada por la casa Aguttes en París, Francia, el pasado martes 21 de diciembre. 

¿Con qué se quedó ese comprador anónimo? El NFT consiste en una réplica del protocolo de comunicación creado por Vodafone que documenta el envío y la recepción del SMS en cuestión. Además, la compra del NFT también incluye una versión animada de la copia y un marco digital de 29 x 19,5 centímetros con una animación en 3D del celular en el momento en que recibe el primer mensaje de texto de la historia.

Y los más de 120.000 dólares no quedarán ni para la casa de subastas ni para Vodafone, sino que serán donados a la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). "A través de esta combinación de tecnología innovadora y movimiento por el bien social, ACNUR puede seguir ayudando a los refugiados y a las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares, brindándoles la oportunidad de transformar sus vidas y construir un mejor futuro para ellos, sus seres queridos y las comunidades", dijo a Vodafone al jefe del Servicio de Asociaciones del Sector Privado del ACNUR, Christian Schaake. 

"En 1992, no tenía idea de cuán populares se volverían los mensajes de texto y que esto daría lugar a los emojis y las aplicaciones de mensajería utilizadas por millones. Recientemente les dije a mis hijos que yo envié ese primer mensaje de texto. Mirando hacia atrás en retrospectiva, queda claro que el mensaje de Navidad que envié fue un momento crucial en la historia de los dispositivos móviles", dijo Neil Papworth a la casa de subastas Aguttes.

Los NFT, la unión del presente con el pasado

Según recordó la casa de subastas, Papworth, de 22 años en ese momento, se sentó frente a su computadora una noche de invierno y agregó un saludo navideño  a las líneas de código de un nuevo protocolo de mensajería móvil. El saludo se lo envió al director de Vodafone, Richard Jarvis, quien recibió el primer mensaje de texto del mundo en su icónico teléfono móvil Orbitel 901 mientras estaba en la fiesta de Navidad de la compañía. 

"La transmisión del mensaje de texto corto que solo incluía 15 caracteres finalmente fue un momento crucial en la historia de la tecnología de comunicaciones móviles. La ausencia de un archivo de periódicos sobre este descubrimiento en 1992 muestra cuán lejos estábamos de imaginar lo que acababa de suceder. El protocolo de software de comunicación que se utilizó más tarde se conoció universalmente como 'Servicio de mensajería corta' ( SMS)", escribió la casa Aguttes.

El código de fuente del SMS que hoy vale más de 120.000 dólares

En este sentido, la casa de subastas marcó la relación entre los SMS y los NFT más allá de la cantidad de letras en la sigla: "Como parte del cambio de paradigma en curso de Web2 a Web3, los tokens no fungibles (NFT) se han convertido en la corriente principal en los últimos 12 meses después de que su concepto general ya se estableció hace unos años, similar a lo que Vodafone logró con el envío de los primeros. nunca SMS a un teléfono móvil".

Qué es un NFT

La denominación NFT es un acrónimo de Non-Fungible Token, que en español quiere decir token no fungible. Es un nuevo tipo de activo numérico, como las criptomonedas y utiliza la misma tecnología de las cadenas de bloques (“blockchain”) que consisten en una forma de identificación que involucra a una multitud de individuos, sin un núcleo aglutinador.

Un NFT u “objeto digital” es único y no puede ser intercambiado por un equivalente. La mayoría de los compradores son coleccionistas o especuladores que esperan poder venderlas más tarde y ganar un dividendo.

De hecho, los NFT fueron protagonistas de varias subastas con precios de infarto. El récord fue alcanzado por el artista estadounidense Beeple con una obra totalmente digital por 69,3 millones de euros (más de USD 78 millones) en marzo en la casa Christie’s de París.

Últimamente, los primerizos se venden de a montones por Internet: a principio de año se subastó el código fuente de la WWW como NFT, en un evento organizado por Tim Berners-Lee. Hace algunas semanas Jimmy Wales, el fundador de Wikipedia, hizo lo propio con la primera edición realizada en la portada de la Enciclopedia Libre.