Los 194 países integrantes de la OMS (Organización Mundial de la Salud) iniciaron negociaciones en el marco de un acuerdo que pueda mejorar el manejo y la prevención de futuras pandemias para evitar errores que fueron cometidos en la del Covid-19.

La decisión de iniciar negociaciones fue unánime en una reunión que duró tres días en el marco de la Asamblea Mundial de la Salud y representó “un compromiso común para reforzar la prevención, la preparación y la respuesta a las pandemias, tomando en cuenta las lecciones que aprendimos”, según la embajadora australiana, Sally Mansfield.

En ese contexto, se pretende crear en primer lugar un órgano intergubernamental para poder negociar “una convención, un acuerdo u otro instrumento internacional de la OMS "respecto a una posible siguiente pandemia en el futuro y su manera de abordarla". 

Si bien “todavía hay un largo camino por delante”, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que la decisión tomada junto con los 194 países integrantes del organismo es una “causa de celebración”. En ese contexto, varias naciones de Unión Europea y Estados Unidos fueron los que confeccionaron el texto. 

Ahora la siguiente fase es realizar el marco jurídico y los miembros de la OMS deberán decidir si el acuerdo internacional será vinculante o no. Países como Estados Unidos se han mostrado reticentes a ello. De esta manera, un informe intermedio se espera para mayo de 2023, seguido de unas conclusiones en mayo de 2024.

"Por supuesto, todavía hay un largo camino por delante. Todavía hay diferencias de opinión sobre qué podría o debería incluir un nuevo acuerdo", agregó Tedros Adhanom Ghebreyesus.