Palestina anunció su retiro de todos los acuerdos y entendimientos con Israel y Estados Unidos en protesta por el plan israelí para anexar partes de Cisjordania.

"La Organización para la Liberación de Palestina y el Estado de Palestina son eximidos, a partir de hoy, de todos los acuerdos y entendimientos con los gobiernos estadounidense e israelí y de todas las obligaciones basadas en estos entendimientos y acuerdos, incluyendo los de seguridad", dijo el presidente palestino Mahmoud Abbas al final de una reunión urgente de la dirigencia realizada en Ramala.

Israel asumirá todas las responsabilidades y obligaciones como poder de ocupación, con todas las consecuencias y repercusiones con base en el derecho internacional y las leyes humanitarias, principalmente del Cuarto Convenio de Ginebra de 1949, aseguró Abbas.

La convención responsabiliza al poder de ocupación de la protección de la población civil y de sus propiedades, penaliza los castigos colectivos, prohíbe el robo de recursos, la apropiación y anexión de territorio e impide la transferencia forzosa de la población, añadió.

La decisión de Abbas se produce en respuesta a la declaración del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu sobre su plan para anexar partes de Cisjordania.

En su discurso, Abbas "responsabiliza plenamente" a la administración estadounidense "de la opresión sufrida" y la considera "un socio primario del gobierno de ocupación israelí en todas sus decisiones y medidas agresivas e injustas contra el pueblo palestino" .