El papa Francisco decidió rebajar las retribuciones a los cardenales, altos cargos del Vaticano y sacerdotes a causa de las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus, según la Carta apostólica publicada este miércoles en la página oficial de la Santa Sede.

"A partir del 1 de abril de 2021 la remuneración pagada por la Santa Sede a los cardenales se reduce en un 10 por ciento", destaca la Carta​​​.

A su vez, los sueldos de los jefes de departamentos y de sus secretarios disminuirá un 8 por ciento y de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas al servicio de la Santa Sede en el 3 por ciento. Además, "todos los empleados verán bloqueado los reajustes por antigüedad hasta 2023".

Según se destaca en el documento, el recorte de los sueldos se debe al "empeoramiento de la situación de la Santa Sede a causa de la emergencia sanitaria determinada por la propagación del covid-19 que influyó de manera negativa en todas las fuentes de ingresos".

En una reciente entrevista con Vatican News el jefe de la Secretaría de Economía de Vaticano, Guerrero Alves, destacó que los ingresos previstos para 2021 "son muy inferiores a los de 2019, el último año sin pandemia. Entonces los ingresos fueron de 307 millones de euros y para este año esperamos un 30 por ciento menos, 213 millones".

En cuanto a los gastos, "alrededor del 50 por ciento del presupuesto corresponde a gastos de personal, un gasto muy poco flexible que aumenta automáticamente con los bienios y el índice del coste de la vida".

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19