El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, opinó que Argentina "va camino al socialismo", y justificó que la nación gobernada por Alberto Fernández tiene menos muertes que en su propio país por la diferencia en la cantidad de habitantes.

Bolsonaro se mostró molesto al ser consultado por perodistas sobre el notable contraste en la mortalidad que produjo el Covid-19 en Brasil y Argentina, y alegó que es cuestión de "hacer la cuenta por millón de habitantes". Además, planteó que morirán más personas por "hambre y falta de empleo" que por el virus.

En ambos países el brote comenzó casi en paralelo, a inicios de marzo, pero la enfermedad tomó caminos muy distintos: en el territorio que gobierna Bolsonaro se disparó hasta ser el país latinoamericano con más casos y fallecimientos, mientras que Argentina se encuentra muy por debajo, luego de implementar una cuarentena estricta.

"Es sólo hacer la cuenta por millón de habitantes, pero hablemos de Suecia, que no cerró la economía. Ustedes hablan del lado ideológico, ustedes hablan de un país que camina hacia el socialismo, que es la Argentina", sostuvo el mandatario brasileño desde el Palacio de la Alvorada.

Con 210 millones de habitantes, Brasil tiene 13.276 muertos por coronavirus y casi 192.000 casos, con una tasa de letalidad de 7%, mientras que Argentina, cuya población ronda los 44 millones de personas, tiene 344 decesos y 6.879 contagios, con alrededor de 5% de muertes sobre el total de pacientes afectados.

Por su parte, Suecia, que apostó a la "inmunidad de grupo" y rechazó la cuarentena generalizada, es el país más afectado por el Covid-19 en Escandinavia, con algo más de 3.500 muertes y 28.500 infectados para una población de 10,2 millones de habitantes. En base a estos datos, la tasa de mortalidad es de alrededor de 35 personas cada 100.000 habitantes.

A pesar de la dramática situación que vive su país por la crisis sanitaria, Bolsonaro insistió en su crítica contra los gobernadores e intendentes que ejecutan medidas de distanciamiento social, y afirmó que su país se encamina a una realidad de "pobreza" y "miseria" similar a la de partes de África.

"Esta historia del lockdown (cierre o cuarentena) es un fracaso, va a quebrar a Brasil. Les digo a los gobernadores que den marcha atrás, que vamos a dialogar", ratificó.

En este sentido, consideró que "es mentira que habrá recuperación económica" y que su país "no se recuperará". "Seremos un país de miserables, hay que enfrenar el virus con coraje, morirán muchos, lamento, lamento, lamento, pero morirán más destrozados por hambre y falta de empleo", subrayó.

El gobierno de Brasil calculó ayer que el Producto Bruto Interno caerá 4,7% en 2020, mientras que la fuga de inversores de la plaza brasileña provocó una devaluación superior al 46% en lo que va del año, con el dólar cotizado este jueves a más de 5,91 reales.