Goldman Sachs dijo que los temores a que la guerra comercial entre Estados Unidos y China conduzca a una recesión están aumentando y que ya no espera un acuerdo entre las dos economías más grandes del mundo, al menos antes de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020.

"Esperamos que entren en vigencia los aranceles que apuntan a los 300.000 millones de dólares restantes de las importaciones estadounidenses desde China entren", señaló el banco en una nota enviada a varios de sus clientes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 1 de agosto que impondría un arancel del 10% sobre las importaciones de productos chinos por un valor de 300.000 millones de dólares a partir de septiembre, lo que llevó a China a detener las compras de productos agrícolas estadounidenses.

Estados Unidos también declaró a China un manipulador de divisas, aunque Beijing niega haber manipulado el yuan para obtener ventajas competitivas.

La disputa comercial de un año ha girado en torno a cuestiones como los aranceles, subsidios, tecnología, propiedad intelectual y seguridad cibernética, entre otros.

Goldman Sachs dijo que redujo su pronóstico de crecimiento de Estados Unidos para el cuarto trimestre en 20 puntos básicos a 1.8%, ante un impacto mayor de lo esperado de los desarrollos en las tensiones comerciales.

"En general, hemos aumentado nuestra estimación del impacto del crecimiento de la guerra comercial", dijo el banco en la nota de tres de sus economistas, Jan Hatzius, Alec Phillips y David Mericle.

La entidad redujo su pronóstico de crecimiento de EE.UU. para el cuarto trimestre

El incremento de los costos de los insumos por la interrupción de la cadena de suministros podría llevar a las compañías estadounidenses a reducir su actividad doméstica, según la nota. Tal "incertidumbre política" también puede hacer que las empresas reduzcan su gasto de capital, agregaron los economistas.

Brexit
En tanto, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, viajó a Londres para mantener conversaciones con el Consejo de Ministros británico, en las que se espera que exija al Gobierno que endurezca su postura sobre Irán y la firma china de telecomunicaciones Huawei.

Mientras el Reino Unido se prepara para abandonar la Unión Europea el 31 de octubre, su mayor cambio geopolítico desde la Segunda Guerra Mundial, muchos diplomáticos esperan que Londres se vuelva cada vez más dependiente de Estados Unidos.

Bolton emprenderá dos días de conversaciones, hoy y mañana, para consolidar los lazos con el nuevo gobierno británico del primer ministro, Boris Johnson, después de la tensa relación de Trump con la ex primera ministra Theresa May.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos