El estado de Nueva York anunció este miércoles el congelamiento de los alquileres para 2,3 millones de inquilinos por un año, ante el desplome económico que azota al país tras el impacto del coronavirus. 

Por un voto de 6 a 3, la Junta de Pautas de Renta local, aprobó el mantenimiento en los niveles actuales e impuso una resolución similar en el primer período de los alquileres de dos años. Además, permitió a los propietarios aumentar las rentas 1% en el segundo. 

La propuesta original de los representantes de rentas se diagramaba en el pedido de congelar los valores por dos años, mientras que los propietarios buscaron aumentar las rentas en un 2% en contratos de un año, y del 5 por ciento en contratos de dos años.

Algunos grupos de inquilinos habían solicitado ir más allá y plantearon la posibilidad de efectivizar una disminución del alquiler.

"Los inquilinos, particularmente los residentes de ciudades negras y latinas que han sido especialmente afectados por la pérdida de empleos, no pueden pagar su renta actual y podrían enfrentar la falta de vivienda sin algún alivio, dijeron los defensores de los inquilinos", detallaba el petitorio elevado a la Junta de Pautas de Renta. 

En el mismo sentido, la abogada de la Sociedad de Ayuda Legal y ex miembro de la junta de alquileres, Adriene Holder, enfatizó: "Nuestros clientes y todos los inquilinos de bajos ingresos en la ciudad ya están en un punto de quiebre, y debemos proporcionar un alivio significativo para evitar una ola de desalojos".

El congelamiento de alquileres aprobado el miércoles es la tercera baja que se aprobó bajo la gestión del alcalde Bill de Blasio. 

"El Sr. de Blasio por jugar política pandémica, no toma en cuenta su propia situación precaria", fustigaron desde el sector propietario. 

La pandemia de coronavirus ya dejó números alarmantes en el estado norteamericano. En marzo, el 40% de los inquilinos, lo que representa 5.4 millones, no pudo pagar el alquiler, de acuerdo a las mediciones oficiales. En tanto, el número de personas que en el país solicitaron el seguro de desempleo contabilizó poco más de 40 millones.