La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, criticó los planes del Gobierno de Israel de imponer su soberanía en zonas ocupadas de Cisjordania, al advertir que es "ilegal" y que las consecuencias que podría traer "durarán décadas".

"La anexión es ilegal. Punto final", zanjó Bachelet en una declaración en la que subrayó que "cualquier anexión, se trate del 30% o del 5% de Cisjordania" es ilegal, por lo que clamó a Israel para que escuche a sus propios ex funcionarios y generales, así como a numerosas voces en el mundo, advirtiéndole de "no seguir por esta vía peligrosa".

"Las ondas expansivas de la anexión durarán décadas y serán extremadamente perjudiciales para Israel, así como para los palestinos", agregó la ex presidenta chilena, quien aseguró que todavía hay tiempo para modificar la decisión, según informó la agencia de noticias Europa Press.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, mantiene su intención de anexar en julio parte del territorio cisjordano, pese a las críticas de los palestinos y gran parte de la comunidad internacional.

La ONU considera que los asentamientos controlados por Israel en zonas ocupadas en 1967 violan el Derecho Internacional.