La Cámara de Diputados de Paraguay aprobó el empleo de los fondos socioambientales de las dos hidroeléctricas binacionales del país sudamericano en la adquisición de insumos médicos y medicamentos para la lucha contra la coronavirus (Covid-19).

La ley sancionada, que ahora pasa al Ejecutivo, redirecciona al Ministerio de Salud un total de 150 millones de dólares correspondientes a los gastos socioambientales anuales del lado paraguayo de las represas de Itapú y Yacyretá, compartidas con Brasil y Argentina, respectivamente.

El proyecto fue aprobado con 40 votos a favor y 39 en contra, estos de legisladores del gobernante Partido Colorado, mayoría en la Cámara Baja.

El texto fue aprobado la semana pasada en el Senado, donde fue presentado por los liberales después de que fuera rechazado en Diputados.

El oficialismo adujo que el empleo de esos fondos era anticonstitucional y no permitido en los acuerdos tripartitos sobre las hidroeléctricas.

Cuestionamientos

Los senadores liberales presentaron el proyecto en el Senado un día después de que el presidente del país, el colorado Mario Abdo Benítez, anunciara la postergación de la construcción de un puente estratégico con Brasil para obtener fondos para combatir al coronavirus.

El monto, de 30 millones de dólares, provenía de la Binacional de Itaipú, lo que desarmó el argumento de los diputados colorados un día antes en la Cámara Baja.

El debate en el Congreso se dio luego de que manifestaciones en la capital, Asunción, exigieran la renuncia de Abdo Benítez y reclamaran por las deficiencias del sistema sanitario, más evidenciadas por la pandemia.

El presidente admitió que el sistema estatal de salud está altamente exigido", con hospitales "superados" ante el incremento de pacientes con covid-19.

A ese escenario se suma la parálisis de la campaña de vacunación debido a la escasa cantidad de vacunas que ha gestionado el Gobierno, que de momento se limitan al personal sanitario y a parte del sector de adultos mayores.