El Parlamento Europeo (PE) aprobó una resolución que insta al Consejo Europeo a pasar a la segunda fase de las negociaciones del "brexit", ya que valora como "suficientes" los avances en el diálogo entre Reino Unido y la Comisión Europea anunciado el pasado viernes.

El texto señala que "se han sentado las bases" en lo relativo a los derechos de los ciudadanos -tanto europeos residentes en Reino Unido como británicos fuera de su país-, de la factura del "brexit" -estimada entre 47,000 y 53,000 millones- y la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

El texto, aprobado con 556 votos a favor, 62 en contra y 68 abstenciones, fue presentado por las principales fuerzas de la Eurocámara, con excepción del grupo de los Conservadores y Reformistas -al que pertenecen los "tories" británicos- y los partidos euroescépticos, como Ukip.

El representante del PE para el "brexit", el ex primer ministro belga Guy Verfhostadt, incluyó una enmienda reclamando la inclusión en el acuerdo de salida de Reino Unido de todos los compromisos anunciados el pasado viernes.

Esta modificación es la respuesta de la Eurocámara a las declaraciones del ministro británico del "brexit", David Davis, que afirmó que estos compromisos "no son vinculantes".

Según Verhofstadt, que espera que el contenido del informe emitido el pasado viernes constituya una base legal "inmediatamente", esta medida evitaría "que se diesen pasos atrás en las bases que ya se han sentado".

La resolución, además de incluir estas bases, también destaca "asuntos clave" que deberían ser tratados en futuros diálogos, haciendo especial hincapié en la clarificación de la situación de los ciudadanos.