El Parlamento Europeo (PE) instó a que las negociaciones para la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) empiecen lo antes posible y advirtió que el actual calendario, que prevé menos de diez meses de negociación, no refleja la complejidad de este proceso.

En una resolución aprobada en el pleno por 543 votos a favor, 39 en contra y 69 abstenciones, la Eurocámara advirtió que la "profundidad y ambición" de estas negociaciones deben ser proporcionales al "estricto calendario que ha escogido el Reino Unido" para las conversaciones.

En el texto aprobado, la Eurocámara avisó de que este marco temporal "no refleja la complejidad de las negociaciones y eleva los riesgos de un abismo en ciertas áreas donde las medidas de contingencia o el marco regulatorio internacional pueden no ser suficientes para evitar una disrupción severa".

La salida del Reino Unido de la UE el pasado 31 de enero marcó el inicio del periodo de transición hasta el 31 de diciembre de este año, durante el que los británicos seguirán vinculados de forma efectiva a las regulaciones europeas para dar tiempo al país a ajustar su legislación y rellenar los vacíos que dejará la ausencia de legislación comunitaria.

En su resolución, la Eurocámara advirtió que de esta relación "nunca" puede resultar un acuerdo de libre comercio que equivalga al comercio sin fricciones del que disfrutaba el Reino Unido cuando era Estado miembro y que mantendrá durante los próximos meses como parte del periodo de transición.

Igual que la Comisión Europea, el Parlamento otorga relevancia a la igualdad de oportunidades y a asegurar estándares equivalentes en políticas sociales, de empleo, ambientales, de competencia y de ayudas de Estado.