La base militar conjunta Pearl Harbor-Hickam (JB PHH) en Hawaii, la misma que en 1941 fue bombardeada por la armada japonesa y marcó la participación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, tuvo que cerrar sus puertas este martes en respuesta a un "posible incidente de seguridad", según informó un comunicado. 

Desde su cuenta de Twitter, las autoridades de la base informaron que las puertas "volvieron a abrirse" y le solicitaron al personal "mantenerse alejado de las áreas acordonadas al norte de South Avenue y al oeste de North Road".

El cierre comenzó a las 10:30 de la mañana y causó confusión entre algunos residentes de la base y miembros de la comunidad porque ocurrió mientras se estaba llevando a cabo un ejercicio de "contraterrorismo" planificado previamente llamado “Citadel Protect”. Además, todas las visitas al "USS Arizona Memorial" fueron suspendidas.

El portavoz de Pearl Harbor, Chuck Anthony, aseguró que hubo un "incidente de seguridad potencial" a bordo de la base. 

“Todos nuestros esfuerzos están dirigidos a formar un escudo de protección al rededor de South Avenue y North Road y todos los autos deben limitar su recorrido en las calles y ceder el paso a los vehículos de emergencia que responden”, agregó, sin brindar más detalles.

La base conjunta se considera una de las instalaciones militares más importantes de Estados Unidos, que apoya las operaciones de la Armada y la Fuerza Aérea en toda la región del Pacífico. También alberga el astillero naval de Pearl Harbor, el principal empleador industrial del estado. La JB PHH tiene una población de aproximadamente 55.000 soldados, dependientes militares y empleados civiles.

Un comunicado de prensa del lunes sobre el ejercicio Citadel Protect advirtió que "el personal de la base, los residentes y quienes vivan cerca de la instalación no deben alarmarse por los sonidos de disparos, otros ruidos y activaciones del sistema de voz", y anticipó un "aumento en el tráfico" y "retrasos en el acceso a la base". 

Sin embargo, los funcionarios aclararon que la advertencia que provocó el cierre del establecimiento militar no era parte del ejercicio.

La base también se cerró el pasado  26 de mayo, pero se abrió después de que se investigó la amenaza.