Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo cayeron la semana pasada a sus niveles más bajos desde marzo de 2020, según las cifras publicadas por el Departamento de Trabajo estadounidense. A espera de las cifras de desempleo de agosto que se conocerán mañana, los datos dan una nueva señal de que el mercado laboral de la mayor economía del mundo comienza a salir del bache.

En concreto, se registraron 340.000 solicitudes iniciales en la semana terminada el 28 de agosto, en comparación con la estimación de 345.000 del Dow Jones. Ese es el nivel más bajo para estas reclamaciones de subsidio desde el 14 de marzo de 2020, cuando alcanzaron las 256.000, justo antes de que la pandemia de coronavirus provocara una avalancha histórica de prestaciones por desempleo.

No obstante, las cifras de la semana anterior (cerrada el 21 de agosto) se revisaron al alza en 1.000, hasta un total de 354.000 solicitudes.

Las reclamaciones continuas se situaron en el nivel de 2,75 millones, una disminución de 160.000 con respecto al nivel revisado de la semana anterior. La disminución en el número de reclamaciones continuas también representa el nivel más bajo de desempleo asegurado desde que comenzó la era Covid.

Expectativas

En la última semana de marzo de 2020 al comenzar la pandemia de coronavirus, los pedidos semanales de subsidios habían alcanzado la cifra récord de 6,8 millones, y desde entonces han ido disminuyendo a medida que la economía iba retomando su actividad.

El último reporte de empleo publicado a principios de este mes indicó que en julio se generaron 943.000 nuevos puestos, el mayor incremento en casi un año y un número mayor al esperado.

El índice de desempleo bajó a 5,4%, la menor cifra desde que comenzó la pandemia (donde llegó a marcar un 14,8%), y se redujo frente al 6,3% de principios de este año, aunque 11,7 millones de estadounidenses continúan desempleados.

Los datos se conocen apenas un día antes de que el Departamento de Trabajo publique el informe de empleo de agosto. Los economistas esperan la creación de 720.000 empleos y una caída de la tasa de desempleo al 5,2 por ciento.

noticias relacionadas