Rusia encontró la vacuna para el coronavirus y se convirtió en el primer país en registrarla ante su ministerio de Salud, tal como lo anunció hoy el presidente Vladimir Putin. Incluso, una de las hijas del mandatario está entre los voluntarios para la vacuna Covid, ya que se dio dos veces la dosis mientras tenía fiebre y, según aseguran desde el gobierno, ya no tiene síntomas y creó anticuerpos. Ahora, la pregunta está en cuándo se distribuirá la vacuna en Argentina.

Ricardo Lagorio, embajador argentino en Rusia, habló en Crónica HD sobre la situación allí y destacó que la relación entre Argentina y ese país "es muy buena", por lo que pronostica buenas posibilidades de distribución, aunque ese será un "debate técnico" que lo excede en su rol.

En cuanto a las posibilidades de la vacuna rusa en Argentina, destacó que hay una "muy buena relación" del país con Rusia. "Creo que ahora es tema de una conversación más técnica entre los responsables de salud tanto de Argentina como de Rusia, es un tema que supera lo diplomático", planteó.

La  Organización Mundial de la Salud ( OMS) pidió a Rusia que siga "todas las etapas" necesarias y remarcó que, como toda vacuna, debe pasar por un proceso de precalificación "riguroso". “Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, advirtió el vocero de la OMS, Tarik Jasarevic.

El diplomático remarcó que "lo único que ha anunciado" el presidente Putin sobre la vacuna rusa contra el coronavirus, llamada Sputnik V, es que la registró en su ministerio de Salud "según la normativa rusa", por lo que ahora resta "el proceso de producción y vacunación al público, sobre lo cual no hay ninguna información oficial", sostuvo en relación al planteo de la OMS.

Con respecto a las críticas que se hicieron hacia Rusia por supuestamente terminar la vacuna muy rápido -en comparación a Oxford, por ejemplo-, Lagorio enfatizó que el Instituto Gamaleya, encargado de su desarrollo, es un centro de epidemiología y microbiología "muy importante, muy serio y tiene muchos antecedentes", con vacunas contra el ébola y el MERS. "No soy un experto, pero puedo señalar sin dudas el alto nivel de la ciencia, la tecnología y la innovación rusa", afirmó.

Sobre la vacuna, destacó que "por lo que ha dicho el presidente Putin la han podido registrar porque cumple con todos los procesos de certificación internos de salud, según los protocolos".

"Hay mucho prejuicio sobre Rusia, hay que guiarse por los datos", subrayó, al tiempo que resaltó la importancia de la financiación en ciencia, salud y tecnología ya que "los países que lo han hecho están encontrando resultados", entre los cuales incluyó al país donde reside.

Sobre la situación del coronavirus en Rusia, indicó que para él llevó a cabo un "exitoso proceso", ya que "tempranamente cerró su frontera" en enero y empezó la cuarentena en marzo, medida que ya finalizó, por lo cual "la vida ha vuelto bastante a la normalidad". Además, tiene alrededor de 15 mil muertes, "un número no muy alto para un país de 140 millones" de habitantes.

"Yo diría que el éxito de la estrategia rusa está basado en una muy eficiente, eficaz y correcta política sanitaria, un sistema sanitario muy bueno y una sociedad que acompaña", ya que el pueblo es "muy obediente", opinó.