El déficit comercial de Estados Unidos aumentó un 1,7 % en octubre y se situó en u$s55.500 millones, el mayor nivel para este mes en 10 años, pese al agresivo proteccionismo del presidente estadounidense, Donald Trump.

Mientras que el saldo con China, a pesar de la guerra comercial iniciada por el Gobierno de Trump con la imposición de aranceles a las importaciones procedentes del país asiático, alcanzó en octubre un déficit histórico de u$s43.100 millones para los estadounidenses frente a los u$s40.200 millones de septiembre.

A nivel general, los datos muestran un aumento del 0,2 % en las importaciones, que alcanzaron los u$s266.500 millones, un nuevo récord; mientras que las exportaciones bajaron un 0,1 %, y quedaron en u$s211.000 millones, informó el Departamento de Comercio.

El saldo comercial negativo acumulado en los primeros 10 meses de 2018 fue de u$s503.000 millones, un 11,4% por encima de los 451.000 millones registrados en el mismo periodo de 2017.

El dato se produce días después de que Trump accediera a una tregua con China al aplazar una nueva ronda de alzas de aranceles a numerosos productos chinos, tras su reunión con el presidente Xi Jinping en el marco de la Cumbre del G20 de Argentina.

Históricamente, la economía estadounidense ha rebajado sus déficit solo en época de crisis, y tiende a engordar este desequilibrio en los tiempos de bonanza económica, como la actual.

La economía de EE.UU. creció a una tasa anualizada del 3,5 % en el tercer trimestre del año, y cerraría el año con un crecimiento del PBI del 3 por ciento.