La actual pandemia de la peste porcina africana (PPA), que se originó en Georgia en 2007 y se propagó a China en 2018, podía aumentar la probabilidad de contacto de humanos con huéspedes animales o productos contaminados con el coronavirus SARS-CoV-2 en el país asiático, según estudios.

Los expertos, dice la preimpresión de un estudio científico realizado por especialistas de la Universidad de Glasgow y la Universidad de Xi'an Jiaotong-Liverpool, explican que la presencia de la PPA en China –un país con un consumo muy alto de carne de cerdo– resultó en una caída drástica de la oferta del referido alimento, un fuerte aumento y volatilidad en su precio, nuevas normas con respecto a la transportación de los animales y sus productos derivados, y un mayor uso de la vida silvestre​​​.

"Esos cambios drásticos provocaron un movimiento inusual de animales y sus derivados, ya sean vivos, refrigerados, congelados o procesados, lo que aumentó la probabilidad de contacto de humanos con huéspedes animales o productos contaminados con el SARS-CoV-2", señala el estudio, publicado en el portal PrePrints este miércoles.

Además, los especialistas subrayaron que todavía se desconoce desde dónde y cómo exactamente el coronavirus llegó a la ciudad de Wuhan.

Cabe señalar que las preimpresiones son informes preliminares que no han sido revisados por otros especialistas.

Desde el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica como pandemia la enfermedad covid-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 detectado a finales de 2019.

A lo largo del mundo se han detectado más de 117,7 millones de casos de infección por el patógeno, incluidos más de 2,61 millones de decesos y unos 66,71 millones de recuperaciones, según la Universidad Johns Hopkins de EEUU.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19