Los binomios encabezados por Gustavo Petro y Rodolfo Hernández disputarán el próximo 19 de junio la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia.

Esto es así debido a que si bien Petro ganó la primera vuelta disputada hoy con un 40,32% de los sufragios emitidos de acuerdo con el preconteo no vinculante que elabora la Registraduría Nacional del país, quedó lejos de la mitad más uno de los votos requerido para evitar el balotaje.

En tanto que Hernández lograba el 28,19%, también según el preconteo, y en tercer lugar se ubicó la fórmula encabezada por Federico Gutiérrez (quien estaba segundo según las encuestas previas) con un 23,87% de los votos válidos emitidos.

De esta manera, el líder del izquierdista Pacto Histórico parte como favorito para el balotaje, si bien deberá sortear la tradicional renuencia de los colombianos hacia las fuerzas de izquierda.

Proyección

Sumado a este hecho, Hernández es visto con buenos ojos en la derecha. De hecho, Gutiérrez no descartó una alianza con el exalcalde de Bucaramanga en segunda vuelta, pues “todos aquellos que defienden la democracia deberían estar juntos para evitar que gane Gustavo Petro”. También se le sumarían los votos del "centro" colombiano.

Así lo muestra un sondeo del CNC citado por medios colombianos. En un escenario Petro versus Hernández, el 63,4% de los votantes de Gutiérrez apoyarían al exalcalde de Bucaramanga y solo 7,9% respaldaría al líder del Pacto Histórico. En cuanto a los votos de Fajardo, el cuarto candidato en preferencias que se quedó con el 4,20% de los sufragios hoy, el 51% estaría con Hernández, y el 20,8%, con Petro.

No obstante, Hernández tiene dos elementos que juegan en su contra: el primero, es considerado como un salto al vacío para un gran sector de la población; y, el segundo, tiene abierto un proceso judicial en su contra por corrupción, lo que seguramente saldrá a relucir en los próximos días de campaña.